¿Te duele la espalda cuando duermes?

El dolor de espalda es una dolencia muy común. Y, a veces, este dolor no mejora después de dormir. Puede ser que la postura que elegimos no sea la mejor cuando queremos evitar el dolor de espalda. Esta es una pregunta muy común: ¿cuál es la mejor posición para dormir?

Pasamos 8 horas al día durmiendo, eso es un tercio nuestra vida. Así que debemos cuidar tanto la postura como el colchón en el que pasamos todas esas horas de nuestra vida. Además debemos dar al sueño la importancia que tiene. Te dejo un artículo aquí sobre la relación entre la calidad del sueño y la salud del cerebro.

Hoy en el post voy a hablar sobre esto. ¿Cuál es la mejor posición para dormir?

Relación entre el sueño y el dolor de espalda

Cuando sufres dolor de espalda, no es fácil disfrutar de una noche de sueño reparador. Al meterte en la cama, puede que tu dolor aumente y que no consigas encontrar esa posición que te ayude a relajarte para dormir.

Además puede que el dolor te despierte con lo cual es más difícil llegar a las fases de sueño más profundo.

Por ello, el dolor de espalda y las dificultades para dormir se suman y al día siguiente la vida es un poco peor.

Al contrario también existe relación. Las personas que duermen mal suelen tener más problemas de movilidad, hacen menos ejercicio y su percepción personal del dolor suele estar aumentada.

 

¿Qué posición al dormir nos machaca la espalda?

 

Hay ciertas posiciones que incrementan la presión en el cuello, los hombros o la zona lumbar.

El enemigo número uno suele ser el dormir bocabajo. Esta posición cuando duermes produce una reducción de la curvatura lumbar, lo cual supone una tensión añadida en la musculatura de esa zona. En esa postura, además, necesitas girar el cuello para poder respirar. El cuello debe estar rotado y la tensión en la zona de los hombros será muy elevada.

No creas que estarás toda la noche en la misma posición. Lo normal es que te muevas, lo cual es positivo ya que este movimiento logrará aliviar la tensión en tu espalda.

Otros factores como el colchón y la almohada también ayudan (o no)

El colchón o la almohada no van a curar nuestro dolor de espalda. Pero si que pueden empeorarlo.

La rigidez del colchón no es tan importante, ahí deberían ser las preferencias personales las que manden. Pero sí que tiene que tener un buen soporte para la espalda, que permita mantener correctamente alineadas sus curvas naturales.

La edad de tu colchón es otro aspecto a tener en cuenta. Un colchón viejo pierde sus características positivas, sus componentes pierden firmeza y es muy recomendable cambiarlo. Además recuerda que cambiar su posición cada seis meses aproximadamente, ayudará a que envejezca mejor y alargará su vida útil.

Respecto a la almohada, si duermes bocabajo es bueno que tu almohada sea fina o incluso que duermas sin ella. Una almohada demasiado mullida añadirá tensión en la zona del cuello en esta postura.

La almohada debe proporcionar soporte al cuello. Según la postura que elijas para dormir, se recomiendan diferentes modelos:

    • Si duermes bocarriba, es importante que la almohada sea bastante plana para no añadir tensión innecesaria a la zona del cuello. Para añadir un soporte extra al cuello, una toalla enrollada sobre la que apoyar este puede ayudar. Hay almohadas diseñadas de este modo, con una elevación en la zona del cuello y una zona más hundida en la que apoyar la cabeza.

 

    • Cuando duermes de lado, la almohada debe ser más alta. De esta forma, la cabeza y el cuello estarán alineadas con los hombros, en la misma posición que cuando estamos de pie. También es interesante tener una almohada donde apoyar el brazo y otra entre las rodillas. Esto aportará comodidad y facilitará la alineación del cuerpo.

 

  • En el caso en que duermas bocabajo, la almohada debe ser muy plana, como hemos explicado anteriormente o, mejor aún, sin almohada. De todas formas, si esta es tu postura para dormir, deberías hacer un esfuerzo para cambiarla. Al principio puede ser complicado quedarse dormido en una postura diferente a la que estás acostumbrado pero el cambio merece la pena ya que tendrás menos posibilidades de tener dolor de espalda

¿Cuál es la mejor posición para dormir? O la que más ayuda con el dolor de espalda

El dolor de espalda se produce y se mejora durante el día. El problema puede sentirse agravado tras la noche pero es importante solucionarlo y evitarlo durante tus actividades diarias.

El  sedentarismo, las malas posturas durante nuestro día a día, estos son los principales culpables de nuestros problemas de espalda. No vayamos a buscar culpables durante el sueño.

Si tu espalda está fuerte y trabaja en una posición adecuada, no dolerá y por la noche podrás descansar de la manera correcta.

Aún así, si quieres saber cuál es la mejor posición para dormir, te diré que es bocarriba, sobre tu espalda. En esta postura se crea menos tensión en la columna. Es más fácil para la columna y el cuello permanecer en una posición neutral. Además previene arrugas y mejora el reflujo gastroesofágico. Solo es perjudicial si roncas, es más probable que lo hagas.

Dormir de lado también es positivo para la columna. Además reduce los ronquidos y mejora el reflujo. Aunque provoca arrugas. No se puede tener todo ;).  Para las embarazadas, es la mejor posición para dormir, sobre todo sobre el lado izquierdo ya que mejora el flujo de sangre.

La posición fetal, con la espalda curvada y las rodillas hacia el pecho, así como bocabajo no son recomendables para la columna. En ambas la espalda se aleja de esa posición neutral que es recomendable y se añade tensión a la musculatura del cuello y la zona lumbar.

 

Resumiendo, si quieres evitar el dolor de espalda y dormir de forma reparadora, debes mejorar tu postura, evitar el sedentarismo y trabajar para fortalecer la espalda. Evita dormir bocabajo y elige un colchón y una almohada apropiados para tus gustos y que den soporte al cuello, la columna y los hombros.

Por Agote Quiropráctica