Cuando empezamos el nuevo año aparecen los buenos propósitos. Listas y listas llenas de buenas intenciones que suelen quedarse olvidadas antes de que nos demos cuenta. El ejercicio es una de ellas. Tras las celebraciones navideñas y los excesos que las acompañan, aparecen los remordimientos y los deseos de cambiar nuestro cuerpo. Queremos comer mejor y hacer ejercicio para tener…