Muchos están confundidos acerca de los beneficios y el valor del tratamiento quiropráctico. Según el Dr. Billy DeMoss, un quiropráctico que ejerce en Newport Beach, considera que la quiropráctica está sumamente infrautilizada. Muchas personas solo contemplan la quiropráctica cuando tienen dolor de espalda o cuello, pero en realidad tiene un alcance mucho mayor. Se Trata de hacer que las personas entiendan que su sistema nervioso y cerebro controlan todas las funciones corporales.

Cuando tenemos una enfermedad que en la quiropráctica llamamos subluxación–que es la desalineación o disfunción de la columna vertebral en cuanto a la movilidad—esto puede causar interferencia nerviosa, lo que interferirá con la expresión de la inteligencia que fluye sobre la médula espinal y los nervios.

Puede contribuir no solo a que aparezca dolor, que la mayoría de las personas perciben como un problema quiropráctico; sino que también, puede causar que los órganos no funcionen al 100 %”.

La Quiropráctica Como Medicina Preventiva

Las investigaciones realizadas por el Dr. Dean Harrison, sugieren que los tratamientos quiroprácticos pueden ayudar a prevenir la degeneración espinal progresiva; es decir, la osteoartritis o la enfermedad del disco.

Al igual que el cuidado dental regular prolongará la vida útil de sus dientes, recibir tratamientos quiroprácticos de forma regular puede hacer lo mismo por su columna vertebral.

Su columna vertebral, las vértebras y los discos, también protegen a su sistema más delicado e importante—el sistema nervioso–y los impactos pueden contribuir a una serie de problemas de salud y enfermedades.

De acuerdo con DeMoss, cualquier cosa que haga para proteger y nutrir su columna vertebral fomentará “una mayor expresión de la inteligencia nerviosa” y “una mayor vitalidad de la salud”. El cuidado de la salud realmente se trata de hacer todo lo posible para que el cuerpo vuelva a alinearse, no solo químicamente sino también espiritual y mentalmente.

Los quiroprácticos no le ponen atención a los síntomas; sino que se enfocan en lo que causó los síntomas.

Muchas veces, si hay una interferencia nerviosa que reduce la expresión y función de los órganos, esto puede contribuir a que el cuerpo no funcione a su máxima capacidad, lo que le hace más susceptible a—lo que nosotros llamamos en la quiropráctica–‘mal-estar’ y luego el cuerpo se enferma o se vuelve sintomático.

Lo que nos gusta hacer es observar a la personas desde un punto de vista holístico y analizar qué es lo que pasa con su sistema nervioso.

Un poco de historia

La medicina osteopática fue fundada por Andrew Taylor Still hace aproximadamente 140 años. Como muchos saben, soy un médico osteópata (DO, por sus siglas en inglés). Los DOs, al igual que los quiroprácticos, reciben una amplia capacitación adicional para realizar correcciones espinales.

Sin embargo, en mi experiencia, en realidad solo un pequeño porcentaje de DOs son expertos en esta área, ya que han elegido un modelo alopático más convencional, que incluye darle un mayor énfasis a los medicamentos y cirugía, en vez de hacer cambios en la alimentación y el estilo de vida.

Por el doctor Joseph Mercola