La artritis reumatoide es una fase crónica de la artritis. Este tipo de artritis crónica se produce en las articulaciones de ambos lados del cuerpo, como las manos, las muñecas o las rodillas, que lo distingue de otros tipos de artritis. La piel, los ojos, los pulmones, el corazón, la sangre y los nervios también pueden verse afectados por la artritis reumatoide. La artritis reumatoide provoca inflamación en las articulaciones y las consecuencias de dicha inflamación se caracteriza por enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor en la articulación. A medida que el cartílago se deteriora, el espacio que hay entre los huesos se va estrechando, y con el tiempo puede llegar a rozarse entre sí, invadiendo o erosionando el hueso adyacente, y posteriormente produciendo un daño óseo que se conoce como erosiones.
 
Posibles causas y síntomas comunes del dolor crónico de la artritis reumatoide.
La artritis reumatoide afecta a todo el mundo de manera diferente. Para algunos pacientes, los síntomas se desarrollan gradualmente, mientras que para otros, la artritis reumatoide puede progresar rápidamente o desarrollarse durante un periodo limitado de tiempo y para luego experimentar un período de remisión. Sin embargo, durante el progreso de los síntomas, los quiroprácticos pueden aliviar el dolor y ayudar a los pacientes a permanecer activos con el cuidado quiropráctico natural de la artritis reumatoide.
•   Posibles causas:
•   La edad
•   Un sistema inmunológico débil
•   La genética
•   Los factores ambientales
•   Un sistema endocrino disfuncional.
•   Las lesiones físicas que vamos teniendo durante nuestra vida que van dañando nuestras articulaciones.
.  Síntomas más comunes:
•   La fatiga persistente
•   Debilidad en aumento
•   Disminución del margen de movimiento
•   Hinchazón mayor en conjunto
•   Rigidez, especialmente en la mañana o después de estar sentado durante mucho tiempo
 
¿Cómo nos ayuda recibir un cuidado quiropráctico para aliviar el dolor crónico de la artritis?
El Quiropráctico se centra en la columna vertebral y su papel es el del  mantenimiento de una salud óptima global. Si la columna no está alineada correctamente o si cualquier parte de la columna vertebral, incluyendo las articulaciones, vértebras, discos, o en los músculos, no funcionan correctamente, puede interferir con los nervios que están enviando impulsos y mensajes hacia y desde el cerebro a todos otras partes del cuerpo, provocando interferencias.
El cuidado quiropráctico se centra en el diagnóstico, tratamiento y prevención de trastornos del sistema neuro-músculo-esquelético. Los quiroprácticos utilizan tratamientos libres de medicamentos que ayudan al cuerpo a curarse a sí mismo y restaurar la función del sistema nervioso, los músculos y las articulaciones del cuerpo, con el objetivo de ayudarles a trabajar de la mejor manera posible.
La artritis reumatoide y el alivio del dolor
Si el quiropráctico detecta algunas subluxaciones vertebrales le recomendará el cuidado quiropráctico de las zonas afectadas con la manipulación espinal.
Un quiropráctico aconsejará al paciente una serie de pautas para recuperar a medio o largo plazo la salud, como por ejemplo controlar la nutrición, realizar ejercicio de manera continuada, el manejo del estrés, consejos y recomendaciones para la higiene postural,etc.
Si al leer este artículo, se siente identificado ya que está experimentando dolores que están relacionados con la artritis reumatoide, no dude y póngase en contacto nosotros y le realizaremos estudio quiropráctico completo, el doctor estudiará su caso y le recomendará el cuidado quiropráctico específico para su caso, para aliviar el dolor de artritis reumatoide y ayudarle a alcanzar una mayor calidad de vida.
Por el quiropráctico 
Gran vía Marqués del túria, 63 – 3
46005 – Valencia
963529603