Tradicionalmente,  visitar a un quiropráctico para que te ayudara a solucionar tus problemas de dolor de espalda y corregir tu postura, se entendía como la última de las opciones a escoger. Algunas personas  recurren a la medicina alternativa cuando ya han agotado todas las vías posibles de la medicina tradicional para solucionar su problema.  Los cuidados quiroprácticos han resultado ser efectivos no sólo para prevenir los problemas de dolor de espalda, sino como primera opción, como tratamiento médico para muchas otras dolencias, así que te interesará visitar a un quiropráctico lo antes posible sea cual sea tu caso.

 

¿Porque te interesa visitar a un quiropráctico si padeces de dolor de espalda?

El dolor de espalda es bastante común y afecta a 8 de cada 10 adultos en algún momento de sus vidas.

Mientras gran parte de la población acude a su médico de cabecera para que le recete medicación para el dolor, hay otra parte de esa población que decide combatir su dolencia con cuidados quiroprácticos en lugar de medicarse. Acudir a tu quiropráctico para tratar tu dolor de espalda es una de las opciones más seguras y eficaces para acabar con tu dolencia. Si sufres de dolor de espalda y nunca has visitado a un quiropráctico, te recomendamos siempre acudir a aquellos que estén certificados y debidamente registrados en la Asociación Española de Quiropráctica. A continuación, te detallamos que es lo que tu quiropráctico realizará en tu visita.

Ajustes quiroprácticos para el dolor de espalda

Cuando la columna se desalinea, puede causar dolor, dificultando el movimiento o impidiendo la función nerviosa. Los doctores en quiropráctica realizan ajustes específicos en la columna vertebral, aliviando así la presión ejercida sobre los nervios afectados. Estos ajustes, pueden ser realizados de forma manual o bien con ayuda de algunos materiales o  instrumental específico.

Además de aliviar el dolor de cuello y espalda, los cuidados quiroprácticos pueden aliviar el estrés muscular alrededor de la columna, aumentando el rango de movimiento y mejorando la fuerza muscular. Las personas que reciben tratamientos quiroprácticos,  además, van reduciendo la toma de medicamentos y se recuperan más rápidamente.

El método más comúnmente utilizado por un quiropráctico es el de aliviar el dolor de espalda a través de ajustes en la columna vertebral, ayudando a realinear la columna y los músculos que la rodean sin necesidad de intervención quirúrgica. Estos ajustes se realizan aplicando una ligera fuerza o presión, siempre controlada, aplicada justo en las juntas que están impidiendo el movimiento en el tejido afectado. Este tejido puede estar dañado por varias razones: debido a un trauma, a alguna caída accidental, por levantar peso de manera incorrecta, o debido a un movimiento repetitivo como por ejemplo pasar muchas horas sentados delante del ordenador en una mala postura.

 

corregir postura, dolor espalda

Encontrar alivio para el dolor de espalda

La mayor parte de nuestro tiempo lo pasamos trabajando ocho horas delante de un ordenador, sentados de manera incorrecta, con posturas que perjudican nuestra columna y la hacen modificar su posición original y natural. Esto puede causar dolor de espalda ya que nuestra columna se comprime, siendo en EEUU  uno de los principales motivos para visitar a un quiropráctico.

Visitar a un quiropráctico es una manera muy efectiva de combatir esta dolencia, además de prevenir y curar otros tipos de dolor. En muchos casos, el dolor de espalda desaparece por si solo al cabo de unos días, semanas o meses. En cambio, para otros puede acabar siendo un problema crónico. Cuando esto ocurre, la mejor manera de combatirlo es adquiriendo nuevos hábitos, más saludables, como por ejemplo, realizar ejercicio de manera regular y hacer dieta sana, y también incorporar diferentes técnicas para combatir el dolor, como los cuidados quiroprácticos, tomar medicación, fisioterapia o yoga. Se ha demostrado que los cuidados quiroprácticos ayudan a controlar el dolor de espalda y pueden ser más efectivos que cualquier otra técnica para combatir el dolor.

En otros desordenes de la columna, como pueden ser escoliosis, degeneración de los discos, estenosis espinal, o ciática, los cuidados quiroprácticos han demostrado también ser muy efectivos y los pacientes responden muy bien al tratamiento. La principal razón por la que la gente visita a un quiropráctico es por el dolor de espalda, pero lo que la mayoría no sabe en un principio es que la quiropráctica le puede ayudar en muchos y diferentes casos.

Otras causas que tu quiropráctico puede tratar con ajustes

Además de para aliviar el dolor de espalda, mucha gente visita a un quiropráctico en caso de haber sufrido algún tipo de lesión o accidente, como por ejemplo:

  • Latigazo
  • Caídas
  • Dolor por haber levantado peso de manera incorrecta
  • Lesiones deportivas
  • Problemas en el Iliotibial (comúnmente conocido como rodilla de corredor)
  • Lesión en la articulación del hombro
  • Fascitis plantar
  • Lesiones debido a accidentes de coche

Que riesgos existen bajo un tratamiento quiropráctico

Existen muy pocos riesgos relacionados con el tratamiento quiropráctico. El máximo riesgo posible es tal vez sentir una leve molestia en la zona que se ha ajustado. Existen algunos casos específicos en que la quiropráctica tal vez no es la mejor opción, en estos casos es mejor comentar con el doctor en quiropráctica y este decidirá si es oportuno seguir un tratamiento o mejor derivar a otro tipo de especialista.

Para casi todo el mundo es un tratamiento sin riesgos. Está indicado para niños, obteniendo muy buenos resultados y sin ningún tipo de efecto secundario. Para comprobar los posibles daños, se realizaron pruebas con maniquís para comprobar la fuerza ejercida en los ajustes y se comprobó que la posibilidad de lesión es prácticamente cero. Es más, si se compara con otros métodos más invasivos, como tomar medicación o someterse a intervenciones quirúrgicas, los cuidados quiroprácticos sin lugar a duda son de un riesgo muy bajo, además, se trata de un método para el bienestar en general en el que no hay que tomar ningún tipo de medicación.

Qué resultados ofrece la quiropráctica en el tratamiento del dolor de espalda

Los últimos estudios muestran que el tratamiento quiropráctico es altamente efectivo para tratar el dolor de espalda y corregir la postura, siendo menos invasivo que los tratamientos en medicina tradicional y tratamientos invasivos como las temidas intervenciones quirúrgicas que nadie desea.

Existen estudios científicos que respaldan estos últimos estudios realizados. Se analizó la mejora en militares veteranos en EEUU, incorporando a su tratamiento tradicional el tratamiento quiropráctico. Una vez añadido el tratamiento quiropráctico, empezaron a disminuir de manera significante sus dolores y mejoró su movilidad funcionalidad respecto a sólo tratamiento tradicional con medicación.

Está comprobado que combinar terapias como la quiropráctica junto con otras terapias tradicionales, mejora de manera notable el dolor de espalda.

Como encontrar a un quiropráctico en mi área

Para encontrar un buen quiropráctico, de confianza, que te ayude a aliviar tu dolor de espalda y conseguir tener una buena experiencia, es importante que éste sea licenciado y esté inscrito en la Asociación española de quiropráctica. Lo mejor es que te recomienden uno, y en caso de no tener ninguna referencia, puedes buscarlo online en la siguiente dirección www.quiropractica-aeq.com.

Una vez allí, tu quiropráctico estudiará tu caso en detalle y verá si puede ayudarte a solucionar tu problema.

https://www.puravidaquiropractica.com/corregir-postura-dolor-espalda