Estos son algunos de los conceptos sobre la quiropráctica actual que la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ) ha incluido en su campaña informativa 2014:

  • La Quiropráctica es la tercera profesión sanitaria de Atención Primaria en el mundo con más de 30 millones de pacientes cada año.
  • En muchos países de nuestro entorno el quiropráctico está integrado en el sistema público de salud y es el primer facultativo al que se consulta.
  • Figuras mundiales del deporte cuentan con un quiropráctico en su equipo.
  • Se estima que la Quiropráctica consigue un ahorro de hasta el 50% en costes sanitarios respecto a la medicina tradicional, evitando gastos de hospitalización, medicinas y cirugía, sobre todo en pacientes con lumbalgia mecánica (dolor de espalda común).
  • La Quiropráctica en España todavía no es profesión sanitaria ni ha sido objeto de regulación, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo.
  • Exige a tu quiropráctico que te muestre su titulación y su pertenencia a la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ). Todos los quiroprácticos que pertenecen a la AEQ han recibido una formación adecuada para ejercer la profesión.

 
QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA
Del griego “cheir” (manos) y “praktos” (hacer), significa “hacer con las manos”. La Quiropráctica es la ciencia que se ocupa de los problemas biomecánico-estructurales de la columna vertebral, y de cómo estos problemas afectan al funcionamiento del sistema nervioso y a la salud en general.

 
QUIROPRÁCTICA: COLUMNA SANA
La Quiropráctica se basa en la premisa de que el organismo precisa del correcto funcionamiento del sistema nervioso, y éste depende, entre otras cosas, de una columna vertebral sana. El cerebro controla la función de cada una de las células, órganos y tejidos del cuerpo mediante el envío y la recepción de información a través del sistema nervioso.

sistema nervioso quiropractica

 
INTERFERENCIAS DEL SISTEMA NERVIOSO
La información circula por el cuerpo a través de la médula espinal (ubicada en la columna vertebral) y de los nervios que parten de ella, o por el sistema nervioso autónomo.

La inadecuada posición y movilidad de las vértebras puede provocar la irritación, compresión o pinzamiento de los nervios que emanan desde la médula espinal o el sistema nervioso periférico, alterando la transmisión de esa información. Tradicionalmente, a estos pinzamientos se les ha denominado subluxaciones.

dolores-quiropractica

Por ello, una vértebra con mecánica incorrecta puede ocasionar problemas en la columna (lumbalgias, cervicalgias, pinzamientos, hernias discales…).

Una vértebra en mala posición también puede incidir sobre el funcionamiento de los nervios, ocasionando problemas orgánicos o trastornos funcionales como migrañas, vértigos, parestesias, alergias, otitis, asma, trastornos respiratorios, ginecológicos o digestivos.

 
EL AJUSTE QUIROPRÁCTICO, UN MÉTODO NATURAL
La práctica profesional del quiropráctico se centra en corregir mediante ajustes vertebrales los desplazamientos de las vértebras o subluxaciones. Al recobrar la posición de la columna se restituye la movilidad y se evita la irritación del sistema nervioso.

Los quiroprácticos explican que “su labor se reduce a ajustar la articulación; el organismo se encarga del resto”. A diferencia de otras profesiones sanitarias, la Quiropráctica prescinde de la farmacología y de la cirugía, enfatizando la capacidad de regeneración del organismo.

Las personas que acuden al quiropráctico suelen sentir una mejora en su calidad de vida. Además de aliviar el dolor los pacientes pueden dormir mejor; reducir el estrés, los vértigos y los mareos; estimular el sistema inmune; mejorar la actividad cerebral y potenciar las ganas de estar activo y practicar ejercicio.

 
Descarga el Folleto Campaña AEQ que contiene toda esta información haciendo clic en el enlace.

 

¿Te ha gustado este artículo?
Dale al “Me gusta” o escríbenos tu comentario!