Cada hay más rostros conocidos que recurren a la quiropráctica. Algunos de ellos, incluso, hablan en público sobre su positiva experiencia y recomiendan abiertamente esta práctica sanitaria. Célebres figuras del deporte, el cine o la música se añaden a los millones de pacientes que acuden al quiropráctico cada año. Usain Bolt (que en las últimas olimpiadas y ante las cámaras fue ajustado por un quiropráctico en la misma pista antes de entrar en carrera), Michael Jordan, Evander Holyfield, Lionel Messi, Rafael Nadal, Tiger Woods, Jorge Lorenzo, la plantilla del equipo de futbol A.C Milan, Madonna, Mel Gibson, Arnold Schwarzenneger… entre muchos otros, han acudido al quiropráctico para mejorar su rendimiento, prevenir lesiones o mantener una buena calidad de vida.

Podemos encontrar apoyo a esta profesión incluso en la misma Casa Blanca. Barak Obama ratificó su respaldo a la Quiropráctica por medio de una carta dirigida a los Quiroprácticos de EE.UU. en el año 2008. Para Obama el cuidado quiropráctico es un cuidado preventivo y de acuerdo con la filosofía de su plan de salud nacional: “Mi plan de salud también da prioridad a la atención preventiva y los quiroprácticos desempeñan un rol importante en este esfuerzo. A medida que cambiamos nuestro sistema de salud hacia una cultura de bienestar y prevención de enfermedades, creo que los quiroprácticos deben jugar un papel integral en la expansión del acceso a la atención preventiva y el fortalecimiento de nuestro sistema de salud pública”. Prosigue Obama, “creo que se deben tomar medidas para reconocer la importante atención que brindan los médicos de Quiropráctica. Tenemos que derribar las barreras no razonables de acceso y cobertura de seguro discriminatoria para que los estadounidenses en necesidad de cuidado de Quiropráctica de calidad puedan acceder a ella sin dificultad”.