Raúl de Diego Royo se graduó el año pasado en el Barcelona College of Chiropractic. Actualmente ejerce en Zaragoza, junto al quiropráctico, maestro y mentor que le hizo descubrir e involucrarse de lleno en esta maravillosa profesión llamada quiropráctica. Ha sido el tercer clasificado en la final internacional Talk The Tic versión española en Veracruz, México. Talk the Tic es un concurso en el que participan estudiantes de quiropráctica de todo el mundo. El concurso consiste en hablar durante 5 minutos de la quiropráctica como lo harías con un publico que la desconociera por completo. La visión del concurso es ofrecer la mejor educación al paciente mediante una comunicación efectiva y la misión del concurso es entrenar la comunicación entre estudiantes abarcando el arte, la ciencia y la filosofía de esta profesión, a través de feedbacks de compañeros, jurados y maestros en comunicación.  Raúl nos comenta sus sensaciones tras el galardón mediante esta entrevista.

¿Qué ha supuesto ganar este campeonato?
Participar y representar a una escuela Española por primera vez en la final internacional española me supuso un aliciente extra, toda la comunidad mexicana y americana conoce la existencia de las escuelas de España, pero en contadas ocasiones existe la oportunidad de eventos en el que se reúnan ambos estudiantes. Eso fue la parte mas bonita, el conocer diferentes escuelas, estudiantes y rincones en el mundo donde también se vive con pasión esta profesión.
¿Cómo se prepara un candidato para  una competición de estas características?
Obviamente hubo una preparación previa, si dijera que no mentiría jeje, me prepare en un club de oradores en Barcelona, Toast Master Internacional, es una plataforma que tiene clubs por muchas ciudades del mundo y se la recomendaría a cualquiera que quisiera mejorar sus dotes de comunicación de una manera divertida y adaptada a ti.
¿Las aptitudes que uno adquiere en talk the tic son útiles en el día a día de la quiropráctica?
Por supuesto, las habilidades que practicas, entrenas y trabajas en este tipo de concursos son el tipo de habilidades que necesitas para dar un mejor servicio a tus pacientes, una comunicación clara y eficiente no es solo necesario para los pacientes sino para el éxito de tu consulta y el éxito y el avance de la quiropráctica como profesión sanitaria.
¿Cómo fue la relación con los colegas que residen en al otro lado del oceáno? ¿Ven cercana la regularización en España?
Tuve la suerte de conocer ya a estudiantes de allí por lo que me acogieron de maravilla, también conocí a nuevos compañeros y doctores que me abrieron las puertas de su casa, literal. Se interesaron mucho por la quiropráctica en nuestro país, por sus escuelas y por su regularización. En México tiene 3 escuelas, de las cuales ninguna esta regularizada por el CCE. Su visión es realmente buena, tienen ganas e ilusión de ser notables en su técnica y de que su profesión se de a conocer mas en todo el país. Trabajan mucho mas en salas cerradas en comparación con España pero el objetivo de que la quiropráctica llegue y ayude al mayor numero de personas es igualmente evidente en los alumnos y quiroprácticos mas destacados que pude conocer.
Como quiropráctico, ¿cuales son sus retos más inmediatos a al alcanzar?
Mis retos profesionales a corto plazo: seguir aprendiendo, mejorando y transmitiendo el mensaje, la filosofía y el poder de la quiropráctica en mi ciudad. Devolver una pequeña parte a esta ciudad, a estas personas que confiaron en mi y a mi familia que me apoyo en esta arriesgada y disparatada aventura donde me metido. 🙂
¿Y sus deseos para el 2017?
Mi deseo para el 2017 es sencillo Salud e ilusión. Tengo la ilusión de cada uno de nosotros queramos dejar un mundo mejor del que tenemos, mas natural, mas puro, mas sano y humano. Dicen que recogemos mas de lo que sembramos y damos. Pues dentro de nuestras posibilidades sembremos y demos todo lo que podamos y recogeremos un año mas natural, mas puro, mas sano y humano!