PRIMER GRADUADO ESPAÑOL EN OBTENER EL PRESTIGIOSO TÍTULO DACNB
(
Diplomate of American Chiropractic Neurology Board)

“Los cambios espectaculares en la salud de mis pacientes me hacen sentirme súper afortunado de haber elegido esta profesión”

– Háganos un breve resumen de su trayectoria profesional y explíquenos también en que consiste el DACNB.

Me licencié en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en 2002, obtuve a posteriori mi diplomatura en Fisioterapia y la especialidad en fisioterapia deportiva y tras ello cursé los estudios en Quiropráctica, graduándome en la primera promoción del Madrid College of Chiropractic. Actualmente trabajo como quiropráctico en Barcelona, en el centro Neuroquiro, soy profesor de Neurología y Neuro-ortopedia en el Barcelona College of Chiropractic y también imparto formación de postgrado para quiroprácticos y otros profesionales de la salud y el deporte.

El DACNB, del inglés Diplomate of American Chiropractic Neurology Board, es la titulación de carácter internacional que te acredita como especialista en Neurología Funcional o Quiropráctico Neurólogo.

– Acaba de conseguir el DACNB, un título de especialista en Neurología muy prestigioso entre la comunidad quiropráctica. ¿Cuáles son los pasos que ha dado para su obtención?

Para obtener el DACNB debes tener una titulación de Doctor en Quiropráctica o Doctor en Medicina, realizar un mínimo de 300 horas de formación de postgrado en neurología funcional y aprobar un extenso examen teórico y práctico. Posterior a ello para mantener el status de diplomate se debe acreditar una formación continua anual en la materia según los requisitos del ACNB.

– ¿Ha sido arduo el trabajo?

Es un trabajo duro, de varios años y una gran inversión en tiempo y dinero. Toda la formación de postgrado para obtener los requisitos tuve que cursarla en Londres y Amsterdam en seminarios intensivos de 2-3 días de duración. El examen supone meses de preparación y dedicación de bastantes horas al día a su estudio. Por todo esto, el obtener la recompensa de la titulación es una gran satisfacción.

– Es usted el primer español y el primer graduado en una escuela española que consigue este título. ¿Es usted consciente de lo que supone para esta nueva generación española de quiroprácticos?  

Sí, no lo pensé hasta que no lo obtuve, pero la verdad que es un gran orgullo ser un pionero en este campo.

Quiero agradecer al presidente de la AEQ, el Dr. Carlos Gevers y profesor mío en neurología en el MCC, por haberme abierto las puertas al conocimiento de la neurología funcional y al fundador y mentor de todos los quiroprácticos neurólogos, el Dr. Ted Carrick por su genialidad y por lo que está haciendo por la comunidad quiropráctica.

Actualmente se han empezado a impartir cursos de neurología funcional del Carrick Institute en Madrid y yo estoy colaborando con unos colegas de la ACNB en seminarios en Barcelona (http://www.chiropractieleiden.nl/en/brain–neuroplasticity/). En ambos casos son cursos ofrecidos exclusivamente para quiroprácticos, con lo que estoy seguro que en pocos años la neurología quiropráctica será mucho más popular en nuestro país.

– ¿Por qué se ha especializado en neurología?

Porque el sistema nervioso es lo que buscamos equilibrar como quiroprácticos y por tanto quiero aprender todo lo que pueda sobre su funcionamiento, técnicas para testar las diferentes áreas y modalidades de estimulación para su óptimo funcionamiento. La quiropráctica es apasionante, saber más sobre qué hacer y porqué para cada paciente es realmente fascinante.

– ¿Qué nuevas puertas a nivel clínico se le abren con esta especialidad?

Los conocimientos en neurología quiropráctica te permiten tener muchos más recursos para ayudar a pacientes con diversas patologías neurológicas como Parkinson, esclerosis múltiple, accidentes cerebrovasculares, TDAH, autismo, neuropatías periféricas, etc.

Además de esto, la neurología funcional se aplica a toda persona que entra en la consulta ya que todos tenemos un sistema nervioso y lo que buscamos no es otra cosa que optimizarlo sea para mejorar el rendimiento deportivo, para prevención de salud o para tratar una disfunción presente.

– ¿Cómo se tratan las dolencias neurológicas desde la quiropráctica?

Como quiroprácticos neurólogos, independientemente de la patología diagnosticada en el paciente, hacemos un extenso examen neurológico que incluye aspectos motores – e.g.: postura, fuerza y tono muscular, movimientos oculares y constricción pupilar…-, autonómicos –e.g.: motilidad intestinal, frecuencia y ritmo cardiaco, saturación de oxígeno, tensión arterial…- sensoriales, cognitivos y del estado anímico. Una vez tenemos esta información buscamos qué modalidades terapéuticas son las más adecuadas para generar cambios plásticos en el sistema nervioso del paciente y corregir en la medida de lo posible las anomalías observadas. Las modalidades terapéuticas son muy variadas y pueden ir desde ajustes quiroprácticos al uso de ejercicios oculares, frecuencias de sonidos, lentes con diferentes filtros de colores, pautas nutricionales o ejercicios específicos, por citar algunas.

– ¿Cuáles son los últimos avances en el campo de la neurología y la quiropráctica?

Se han hecho estudios con grandes resultados positivos en pacientes con hipertensión arterial, en niños con trastornos de hiperactividad y déficit de atención (TDAH), autismo. Muy recientemente el Carrick Institute obtuvo una beca del gobierno de EEUU para el tratamiento de trastornos de estrés post-traumático en militares, dado que en estudios publicados consiguieron unos resultados muy superiores a los tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos y en un muy corto período de tiempo.

– Mucha gente afectada por algún tipo de trastorno neurológico acude, por desconocimiento, a la quiropráctica como último recurso, ¿cuál suele ser su reacción?

Bueno creo que desgraciadamente todo quiropráctico en este país estamos acostumbrados a ello. Día a día colaborando con la AEQ y educando a nuestros pacientes en consulta, charlas educativas e información en las redes sociales, estamos consiguiendo que poco a poco esto vaya cambiando. En un futuro cercano estoy seguro que se regulará nuestra profesión a nivel sanitario en España y ello facilitará mucho la difusión de esta cultura de salud.

– ¿Hay algún caso reciente que le haya llamado particularmente la atención?

Todos los meses tengo casos con cambios en su salud espectaculares que me hacen sentirme súper afortunado de haber elegido esta profesión.

Cito un testimonio reciente:

“Me diagnosticaron un problema en el sistema nervioso, llamado atrofía de Sudeck, está considerada una enfermedad rara del sistema nervioso después de un pequeño trauma y que me inmovilizó dos dedos de la mano izquierda con dolor permanente. Los traumatólogos me enviaron a una rehabilitación normal, y si no hubiera sido por Jordi hubiera perdido la movilidad total de los dedos; ya que el dolor que me producía la rehabilitación agudizaba el síndrome; también llamado Síndrome del Dolor Regional Complejo (SDR). Durante meses Jordi trató el síndrome como un problema neuronal, no traumatológico y consiguió normalizar el sistema nervioso mediante técnicas quiroprácticas y suplementos naturales. Actualmente mi mano izquierda no tiene ninguna secuela del síndrome y yo y toda mi familia no faltamos a nuestra cita períodica en Neuroquiro para cuidar nuestra salud” Pilar Gómez-Calcerrada (Consultora de Innovación)