Entrevistamos a Jean Pierre Meersseman, una eminencia de la quiropráctica -cofundador de Italian Chiropractors Association y fundador de MilanLab-, durante el Simposium organizado por el Madrid College of Chiropractic (RCU María Cristina), el 26 de abril de 2014.
Meersseman es pionero en estudios sobre relación entre oclusión dental y postura y actualmente coordinador de salud del club de fútbol AC Milan.
 

¿Cuál es el papel del quiropráctico en un equipo de fútbol?

El papel de un quiropráctico en un equipo de fútbol no es diferente al papel que posee en cualquier otro equipo deportivo. Es importante entender que la quiropráctica se centra en el sistema nervioso, y el sistema nervioso controla todas las funciones en el cuerpo y se expresa a través de la columna vertebral. El hecho es que muchos factores pueden influir (en la salud de un futbolista). En ocasiones se trata de alteraciones de la posición de las vértebras que llamamos subluxaciones; otras veces se producen alteraciones de las estructuras, trastornos metabólicos o trastornos emocionales. Así que el efecto de aglutinar todos estos diferentes factores en un todo coherente es muy importante para el bienestar de un equipo de fútbol, cualquier otro equipo deportivo o de cualquier persona en cualquier tipo de actividad.

 

 

¿Cuáles son los problemas más comunes de los deportistas o las situaciones donde mejor puede intervenir la quiropráctica?

Los problemas más comunes que vemos son, por supuesto, las lesiones traumáticas. Porque la mayoría de los futbolistas o atletas están muy sanos de inicio, pero muchas veces son objeto de traumatismos, distorsiones angulares en rodillas, caderas, base de la columna vertebral, base del cuello y todos los dolores que conllevan. Así que la quiropráctica juega un papel fundamental en la corrección de estos traumas, y por supuesto también con la ayuda al médico o tal vez del fisioterapeuta o de quien sea necesario.
 

¿En qué deportes se utiliza con más frecuencia la quiropráctica?

Bueno, creo que donde vemos más quiroprácticos es sobre todo en fútbol. Estoy hablando de Italia, ahora hay muchos equipos que cuentan con quiroprácticos, pero lo observamos también en otros deportes, como ciclistas o gran cantidad de atletas de pista o aire libre. Es un hecho importante que atendamos a deportistas de todo tipo de disciplinas.
 

¿Podría decirnos algunos ejemplos de deportistas famosos que reciben tratamientos quiroprácticos?

Hay muchos atletas famosos. Depende de lo que llamemos famoso, por supuesto. Hay muchos futbolistas. D​urante bastantes años en el AC Milan he tratado a todas sus figuras: Ronaldinho, Ronaldo, Maldini, Costacurta, Pirlo … Tratamos a todos ellos en el ámbito del fútbol, pero también hemos atendido a muchos jugadores de baloncesto durante dieciséis años en el equipo de baloncesto de Cantú. Y teníamos muchos jugadores famosos, tanto italianos como americanos. Hoy en día atendemos muchas celebridades del deporte.
 

¿Cómo trabaja el quiropráctico en coordinación con otros profesionales? (fisioterapeutas, dentistas, psicólogos…)

Sí, es muy importante la colaboración, es fundamental. Siempre lo es. No hay nadie que pueda arreglar todo siempre. Contamos con la colaboración de los médicos, que juegan un papel muy importante. Pero también del dentista, por ejemplo. Creo que la salud de los dientes es muy importante por lo que afecta al resto cuerpo. Nutricionistas, también psicólogos… Observamos muchos profesionales de la salud trabajando juntos.
 

Cuéntenos más acerca de su experiencia con la quiropráctica en combinación con la fisioterapia

La combinación de quiropráctica y fisioterapia funciona muy bien, ya que para la atención inicial tiene un papel importante la manipulación de la columna vertebral u otras articulaciones del cuerpo, pero la rehabilitación resulta extremadamente importante también porque si el jugador continúa con dolor y se incorpora demasiado rápido para volver a jugar o entrenar puede que se vuelva a lesionar. Por ello, el periodo de rehabilitación es fundamental para realizar ajustes y ver si el jugador puede volver a jugar o no.
 

¿Qué tema le gustaría destacar de su participación en este simposio?

En este simposio he hablado en particular de la importancia de la articulación temporo-mandibular, de la articulación de la mandíbula, y cómo se relaciona con el equilibrio de columna vertebral y el equilibrio neurológico. Es un factor muy importante, un factor menospreciado y la mayoría de los dentistas no tienen ni idea de cómo manejar este asunto. Esto resulta muy decepcionante, ya que es sumamente importante en lo que concierne al equilibrio de la columna.
 

¿La quiropráctica es ahora mismo tendencia en Europa? ¿Qué tal es en su país?

Creo que definitivamente está creciendo porque la gente ahora se preocupa más de su bienestar, por lo que es importante ser ajustado o actuar antes de llegar a enfermar. Algunas personas dejan pasar demasiado tiempo hasta que enferman y luego toman una pastilla o reciben una inyección. Así es como funcionan. Pero esto sirve tan sólo para que la enfermedad reaparezca quizás días, semanas o meses más tarde. Ahora la gente busca cada vez más estar bien y mantenerse permanentemente saludable. En este sentido es muy importante el papel de la quiropráctica en particular y por supuesto debe aplicarse. Definitivamente está creciendo en Italia y ahora está creciendo aquí, en España. Es un hecho destacado que la quiropráctica se extiende por Europa y todo el planeta.
 

En España la quiropráctica es una profesión que está empezando a ser conocida. ¿Cómo la recomendaría al público español?

Yo creo que en efecto está progresando de forma muy lenta y todavía hay pocos quiroprácticos en España. El gran problema aquí, por lo que entiendo, es que muchas personas practican lo que ellos llaman «quiropráctica», que es en realidad una quiropráctica intrusiva, quiero decir. Hay muchas personas sin ningún tipo de cualificación que tratan de ejercer, lo cual repercute manchando el nombre de la profesión. Pero desde que se han creado las universidades de Madrid y Barcelona empieza a haber quiroprácticos altamente calificados, de manera que los resultados serán cada vez mejores. El público comenzará a exigir la máxima calidad del servicio. Por ello, hay una absoluta necesidad en España de contar con muy buenos quiroprácticos. Soy consciente de que hay muy pocos de momento, debería haber muchos más.

 

¿Te ha gustado este artículo?
Dale al “Me gusta” o escríbenos tu comentario!