En el país helvético ha sido aprobada y acreditada la graduación de medicina quiropráctica, en una maestría de 6 años.

En el programa “Los estudiantes cursan quiropráctica junto con 4 años completos de medicina”, indica Øystein Ogre, presidente de la European Chiropractors’ Union
(ECU). Después, los estudiantes se someten a un examen federal, y posteriormente entran en un programa de postgrado de 2 años, el cual “fue acreditado por el gobierno suizo en 2011 bajo los mismos procedimientos y condiciones que el resto de especialidades médicas”, señala Ogre.

Esta noticia ha sido interpretada por la comunidad quiropráctica bajo diferentes puntos de vista. Para algunos quiroprácticos, la quiropráctica debería seguir su propio camino y no verse integrada en la medicina convencional. Para otros, sobre todo los que ejercen en algunos países como España donde la quiropráctica aún no está reconocida oficialmente, hechos como este o el de la inclusión en la atención primaria son valorados muy positivamente pues fortalecen la profesión y certifican su fiabilidad.

 

Fuente e imagen: Nimrod Weiner’s Blog