España es el país europeo con mayor tiempo de uso de ordenador. Según un estudio, pasamos más de 7 horas y 10 minutos al día delante de una pantalla y tres de cada cuatro trabajadores sufre el llamado Síndrome del Oficinista o de Silicon Valley pero, ¿en qué radica esta dolencia y cómo puede ser aliviada?

Daryn Wiese, quiropráctico en el Centro Quiropráctico Vida de Barcelona y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Quiropráctica explica este proceso que sufren la mayoría de trabajadores: “la persona empieza a encorvarse o inclinarse hacia adelante para obtener una mejor visión de la pantalla del ordenador. Al producirse esta irregularidad, la gravedad tira de nuestra columna y fuerza a la espalda y al cuello a hacer un trabajo extra”.

Es entonces cuando aparecen los síntomas: entumecimiento de los dedos, muñecas doloridas, dolor de espalda, cuello u hombros o malestar en los músculos y tendones. Además, cuando los nervios interfieren, el problema puede ir más allá del habitual dolor de espalda y de cuello pudiendo generar, tal y como apostilla el dr. Wiese, “un grave impacto sobre la forma y la función de los órganos y sistemas de nuestro cuerpo”.

¿Cómo nos puede ayudar la quiropráctica?

El quiropráctico puede contribuir a reducir esta dolencia ya que identificará las interferencias en el sistema nervioso y las tratará mediante ajustes de las vértebras, que tienen como finalidad corregirlas suavemente para restaurar su posición natural y aliviar así la presión generada. Además, como apunta el doctor Wiese, “la quiropráctica permite ganar elasticidad y movilidad, aumentando la capacidad de recuperación del cuerpo”.

Marian Lacentra empezó a recurrir a la quiropráctica al notar los primeros síntomas de este síndrome: “tenía contracturas en la columna y calambres en las piernas cuando dormía”. Además, reconoce que no se encontraba bien ni anímica ni laboralmente. Tras un tratamiento específico realizado por el Dr. Wiese en el Centro Quiropráctico Vida, sus calambres han desaparecido. El tratamiento, sostiene esta paciente, le ha ayudado “a ser consciente de su postura incorrecta y a saber cómo corregirla”.

Si quieres saber más sobre cómo prevenir los problemas de espalda, te invitamos a visitar nuestra sección Buenas Posturas y a seguirnos en @AEQuiropractica

01_POSTURA-02-02