¿Puede ayudarnos la quiropráctica cuando sufrimos accidentes de tráfico u otro tipo de traumas? La respuesta es sí.

Primero por supuesto hay que tratar las emergencias (hemorragias, fracturas, quemaduras…) El tratamiento de este tipo de traumas depende de la medicina. El papel del médico consiste en parar la hemorragia, cerrar la herida, o atender al paciente según cuál sea la emergencia. Pero después hay que esperar que el paciente se cure… Aunque el cirujano vuelva a recolocar los huesos rotos, no es seguro que uno vaya a curarse. Tampoco existe la seguridad de que la piel vaya a cicatrizar perfectamente cuando el médico cierra una herida.

Los puntos, los medicamentos, u otras técnicas artificiales favorecen la curación pero no la ejecutan. Si este fuera el caso, bastaría con unas pastillas, una operación o una transfusión de sangre para resucitar un cuerpo.

El proceso de curación depende de la inteligencia innata de nuestro cuerpo, es decir, la capacidad natural de nuestro cuerpo para curarse a  sí mismo.

Los accidentes de tráfico u otro tipo de traumas, por muy insignificantes que sean, pueden causar subluxaciones en la columna vertebral que afectarán al sistema nervioso influyendo en el sistema inmunológico y su capacidad de adaptación al estrés ambiental.

Debilitado, el cuerpo desarrolla enfermedades a las cuales es vulnerable, tanto físicas como psicológicas. Por consiguiente, si has padecido en alguna ocasión los llamados accidentes de tráfico o una caída o similares es importante revisar el estado de tu columna vertebral para comprobar que no presenta anomalías que pueden afectar a tu salud.

Muchos pacientes bajo cuidado quiropráctico descubren que sus males actuales son la consecuencia de una caída de hace mucho tiempo o incluso del trauma de su nacimiento.

Cualquier traumatismo, golpe, caída aunque muy leve y sin importancia en el momento provoca daños en las vértebras y los nervios.  Por eso hay que detectar las subluxaciones de vértebras cuanto antes.

Millones de personas salen del hospital sin saber que padecen distorsiones vertebrales que no han sido descubiertas y que pueden generar más adelante problemas graves de salud.

Según las estadísticas médicas, más de la mitad de las personas que han padecido accidentes de tráfico no recobran completamente la salud tan solo con tratamientos médicos. Viven con dolores, incapacidades y otras secuelas de su accidente.

“Tendrá que aprender a vivir con ello”

¿Cuántas veces escuchan las personas que no hay nada que hacer tras los accidentes de tráfico y que deben aprender a vivir con las secuelas que les ha provocado?

Es importante que la gente sepa que para curarse completamente , ha faltado un elemento importante en el tratamiento: comprobar que la columna vertebral no haya sufrido  con subluxación y pinzamiento de los nervios, lo cual frena la curación y provoca el mal funcionamiento del resto del organismo.

La quiropráctica puede eliminar o reducir considerablemente tus problemas de salud, de manera eficaz, y sin medicamentos o cirugía.

El doctor en quiropráctica puede marcar la diferencia entre una vida condicionada por limitaciones o una  vida al máximo de sus posibilidades.

LA SUBLUXACIÓN ES COMO UN INTERRUPTOR APAGADO, RECIBE AJUSTES QUIROPRACTICOS CONECTATE A LA VIDA!

Por Quiropractic Llevant

http://www.quiropracticllevant.com/